UN VIEJO INDIO ESTABA HABLANDO CON SU NIETO Y LE DECÍA:"Me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazon.Uno de los dos es un lobo enojado, violento y vengador.El otro esta lleno de amor y compasión".EL NIETO PREGUNTO:" abuelo,¿dime cual de los dos lobos ganará la pelea en tu corazón?"EL ABUELO CONTESTÓ:"Aquel que yo alimente."

sábado, 8 de mayo de 2010

Alberto Lafuente, el ‘Mister Postman’ de Zapatero





Siendo ya mayor, Franco se quejaba de su merma de facultades y aseguraba en tono pesaroso que las nuevas generaciones ya sólo le conocían como el señor que aparecía en los sellos. Obviamente, se trataba de una exageración. Por el contrario, Alberto Lafuente (Zaragoza, 1954) sí que puede presumir desde el miércoles de ser el verdadero señor de los sellos, el cartero de Zapatero, el Mr. Postman elegido por el Gobierno para dirigir la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos.



Pero si Franco falseaba la realidad cuando aseguraba ser un desconocido para los jóvenes, Lafuente sí que posee ese perfil gris-funcionarial que le hace casi invisible. Los que le recuerdan es por la relación que éste mantiene con el secretario de Estado de Hacienda. Nada más. “Sí, son muy amigos. Es el mini-yo que Ocaña tiene en el Gobierno”, aseguran en el Ministerio.

Lafuente es catedrático de Economía de la Empresa y fue compañero de docencia de Carlos Ocaña en la Universidad de Zaragoza. Durante los últimos gobiernos de Felipe González, ocupó distintos cargos en el Ministerio de Industria y Energía. En enero de 2004 pasó a ser delegado de Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza hasta mayo de 2005, que fue repescado por el secretario de Estado de Hacienda, quien le colocó discretamente en la dirección general de Sistemas Técnicos de Loterías del Estado.


Los dos cuentan con el pedigrí de economistas y expertos en energía, pero sus mejores referencias vienen por el proselitismo que hacen del ideario socialista. Ahora bien, si Ocaña ha logrado ascender en el organigrama gubernamental, Lafuente se ha quedado varios peldaños por abajo. Ocaña sale en la portada de los diarios salmón. Lafuente no aparece ni en Google. “Huy, es imposible hablar con él. Acaba de aterrizar aquí. Por no tener, no tenemos todavía ni una fotografía”, asegura su directora de Comunicación.

Sería imposible realizar un perfil suyo si no fuera por los datos sueltos que llegan de la Fundación Alternativas, think tank del PSOE del que es fiel colaborador, y de sus ex compañeros y ex colegas de Universidad, que le recuerdan por sus semanas laborales de cuatro días (de lunes a jueves), por ser uno de los funcionarios públicos mejor pagados en su puesto de Loterías del Estado (más de 180.000 euros al año) y por sus viajes en AVE Madrid-Zaragoza, y viceversa, con cargo a los fondos públicos.




Por si estas prebendas “consentidas por sus superiores” fueran pocas, Lafuente solía sorprender a sus compañeros de Loterías con la interrupción sistemática de sus vacaciones veraniegas para realizar ‘viajes de trabajo’ a Chequia y Austria, en pleno mes de agosto, para visitar, se supone, a una empresa de terminales. Estos viajes coincidían con los conciertos de la Semana de Música de Salzburgo.

Estrecho colaborador de Fundación Alternativas

En mayo de 2005, coincidiendo con su nombramiento como director general de Sistemas Técnicos de Loterías del Estado, empresa pública dependiente de las Secretaria de Estado de Hacienda, presentó su declaración de actividades ante el Ministerio de la Presidencia, haciendo constar su condición de vocal del Consejo Social de Inditex y la realización de documentos de trabajo para la Fundación Alternativas, dos actividades incompatibles con el cargo. Avisado de ello, renunció a sendas ocupaciones. Años después, en 2009, renovó su declaración de actividades y ya no declaró ninguna de las dos.

Sin embargo, la página web de la Fundación Alternativas, lugar de encuentro para la reflexión política, social y cultural, recoge el Informe de la Democracia en España y el Informe sobre Responsabilidad Social Corporativa (RSC), que son fruto del trabajo de un Consejo Asesor, del que forman parte expertos relevantes del mundo académico, profesional y empresarial dirigidos por el Catedrático de Comercialización e Investigación de Mercado de la Universidad de Zaragoza, Alberto Lafuente Félez.

“Se encarga de coordinar el informe de Responsabilidad Social Corporativa. Lo presenta todos los años allá por el mes de septiembre. Lo lleva haciendo desde el principio. Fue uno de nuestros primeros colaboradores, de cuando Joaquín Almunia se encargaba realizar estos informes”, aseguran desde la Fundación. “Lafuente presenta un montón de cosas con nosotros”, añaden. Así, lejos de haberse desvinculado de esta institución, sigue colaborando estrechamente con ella, circunstancia que oculta en sus declaraciones como alto cargo.

Su afiliación al agitprop socialista, su flexible horario de trabajo y sus pintorescos viajes siempre han sido vistos con recelo por sus compañeros, algunos de ellos también del PSOE, que no entienden que el Gobierno predique austeridad y recorte de gasto en la Administración Pública y después permita estos dispendios. “Nosotros decíamos en broma que, en vez de castigarlo, seguro que el Gobierno le premiaba. Y fíjate, le han hecho presidente de Correos”, explican desde Economía.

Lafuente se estrena como número uno de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, una empresa pública capitidisminuida desde que el Estado vendiera Caja Postal a Deutsche Bank. Allí hay muchos funcionarios, muchos sobres y muchos sellos. Su intención es seguir ascendiendo en el escalafón como su amigo Ocaña. Por de pronto, ya se ha convertido en el Mr. Postman de Zapatero
@Nacho Cardero - 08/05/2010

Visitantes

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis